revolucion textil

La revolución de la industria textil

La industria textil es la agrupación de las actividades dedicadas a la fabricación y obtención de fibras, tejidos, hilados, tintados, para llegar al acabado y confección de los productos adquiridos con las distintas materias primas.

Se conoce que originalmente se utilizaba el término textil sólo cuando se referían a telas tejidas, pero con la evolución industrial textil se extiende hoy en día incluso a telas que se producen por métodos distintos  como pueden ser por medios químicos.

Un poco de historia

revolucion industria textilLa primera revolución industrial fue en el proceso de transformación económica social y tecnológica, y se inició en el ecuador del siglo XVIII, en el reino unido, extendiéndose años más tarde a Europa occidental y Norteamérica, esta etapa concluyó entre 1820 y 1840. Fue en este periodo cuando se vivió la transformación económica, tecnológicas y sociales,  más importantes de la historia de la humanidad.

La Revolución industrial supuso un punto de inflexión en la historia, modificando e influenciando la vida cotidiana en todas las ciudades importantes del mundo.

La industria textil en Valencia

Aún en el siglo XVIII, prevalecían las condiciones sociales del campo valenciano, donde aún eran escasas las condiciones de fuerte atraso técnico, esto supuso un impedimento en la generación de importantes excedentes agrarios para ser comercializados. Suponiendo un impedimento importante para que los agricultores dispusieran de un volumen significativo de ingresos monetarios frenando así la expansión del mercado regional. Así apareció una producción manufacturera dispersa, utilizando técnicas muy tradicionales. Es en aquel entonces cuando en Morella y comarcas aledañas se inicia una producción de hilados y tejidos de una forma meramente tradicional. Extendiéndose de una forma geográfica.

maquina industria textil

En l´Horta valenciana se concentra la producción sedera. En las comarcas de l´Alcoiá, el Comtat y la Vall d´albaida predominan las manufactureras de lana y la producción del papel, y es en Crevillente y Elche donde se dedican a otros tipos de fibras, como el esparto, el cáñamo y el lino. Alcoy es la única localidad que evoluciona hacia un sistema de fabricación fabril, y aún a mediados del siglo XIX, algunas fábricas de Valencia, Alcoy, Morella, Segorbe, Enguera y Ontinyent, consiguen sobrevivir en el sector.